La felicitat deu ser això | La felicidad quizás sea esto

Fa uns dies llegia una crítica a la tendència actual de positivitzar-ho tot. Deia que ens han venut una felicitat impostada, la de la tassa i les frases motivadores, de que tot ha de ser guai per sistema. Un optimisme poc realista, que nega que a vegades les coses no van bé.

Per a mi, l’autèntica felicitat, és la de viure estimant la vida, tal i com ve, de la millor manera possible.

I això es fa acceptant també les emocions negatives, tenint eines per enfrontar-nos als moments difícils o a les situacions doloroses, perquè també són necessàries per créixer i conèixer-te a tu mateix.

Moltes vegades tinc la sensació que s’està distorsionant la positivitat, perquè ser positiu davant la vida és creure que les coses poden anar millor, però fent alguna cosa per aconseguir-ho, no esperant asseguda al sofà connectat a les xarxes!

Ser feliç no és obligatori, ni hem de sentir-nos culpables quan estem tristos. A vegades podem no tenir forces, i més quan ets mare o pare, que has de treballar, a casa, fora de casa, i gestionar les teves emocions, les dels teus fills, intentar que no es barallin entre ells, sent pacient i sense cridar, i a sobre amb bona cara! Mare meva!

Però tot i així, ho intentem cada dia, oi? Perquè al final tot és decisió nostra. Tal i com va dir el poeta Joan Margarit, “la vida té el sentit que tu li vulguis donar”.

Jo he optat per estimar la meva vida, i vull ensenyar als meus fills a fer-ho, apreciant la senzillesa dels moments quotidians, aquells moments que ens fan escapar un somriure…

– Beure orxata freda mentre juguem al parc

– Despertar-se de la migdiada acariciant el teu bebé

– Posar música, cantar i ballar

– Menjar un gelat al tornar de la platja

– Sopar junts i explicar-nos coses

– Anar a la muntanya, caminar descalç, escoltar el silenci

– Pintar i embrutar-se

– Demanar disculpes i abraçar-se fort

Sí, la felicitat deu ser això, o alguna cosa semblant. I poc més. I esperar que la sort t’acompanyi pel camí de la vida.

___________________________

Hace unos días leía una crítica a la tendencia actual de positivizarlo todo. Decía que nos han vendido una felicidad impostada, la de la taza y las frases motivadoras, de que todo tiene que ser guay por sistema. Un optimismo poco realista, que niega que a veces las cosas no van bien.

Para mí, la verdadera felicidad, es la de vivir amando la vida, tal y como viene, de la mejor manera posible.

Y esto se hace aceptando también las emociones negativas, teniendo herramientas para enfrentarnos a los momentos difíciles o en las situaciones dolorosas, porque también son necesarias para crecer y conocerte a ti mismo.

Muchas veces tengo la sensación de que se está distorsionando la positividad, porque ser positivo ante la vida es creer que las cosas pueden ir mejor, pero haciendo algo para conseguirlo, no esperando sentada en el sofá conectado a las redes!

Ser feliz no es obligatorio, ni debemos sentirnos culpables cuando estamos tristes. A veces podemos no tener fuerzas, y más cuando eres madre o padre, que tienes que trabajar, en casa, fuera de casa, y gestionar tus emociones, las de tus hijos, intentar que no se peleen entre ellos, siendo paciente y sin llamar, y encima con buena cara! Madre mía!

Pero aún así, lo intentamos cada día, ¿verdad? Porque al final todo es decisión nuestra. Tal y como dijo el poeta Joan Margarit, “la vida tiene el sentido que tú le quieras dar”.

Yo he optado por estimar mi vida, y quiero enseñar a mis hijos a hacerlo, apreciando la sencillez de los momentos cotidianos, aquellos momentos que nos hacen escapar una sonrisa …

– Beber horchata fría mientras jugamos en el parque

– Despertarse de la siesta acariciando tu bebé

– Poner música, cantar y bailar

– Comer un helado al volver de la playa

– Cena juntos y contarnos cosas

– Ir a la montaña, caminar descalzo, escuchar el silencio

– Pintar y ensuciarse

– Pedir disculpas y abrazarse fuerte

 

Sí, la felicidad quizás sea esto, y poco más. Y esperar que la suerte te acompañe por el camino de la vida.

COMPARTEIX-LO | COMPÁRTELOTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Vols comentar alguna cosa? | Quieres decirme algo?