La tribu de mami: la maternitat que inspira | La maternidad que inspira

Segurament moltes de les que em llegiu ja coneixeu les famoses samarretes de “La tribu de mami”. Sóc seguidora d’aquesta marca a Instagram des de fa temps i també del perfil de la seva fundadora (@irerr), perquè la seva estètica i tot el que transmeten els seus missatges m’han agradat des del primer moment que les vaig descobrir.

Però no va ser fins la setmana passada que vaig conéixer la Irene personalment. De forma improvitzada vam acabar dinant juntes, vam xerrar molt… i en poca estona ens havíem explicat mitja vida, i havíem deixat aflorar moltes emocions.

Com sempre que comparteixo amb vosaltres alguna marca, a part de perquè m’agrada molt, evidentment,  ho faig perquè em transmet alguna cosa, i sobretot, perquè vull explicar-vos allò que no es veu, la seva raó de ser, els seus valors.

Darrere de les samarretes de “La tribu de mami” hi ha una història, la història de la maternitat de la Irene.

La Irene va ser mare a Barcelona, però té els seus orígens a Andalusia. Tenir la família lluny és dur quan ets mare, i més si les coses no surten com tenies previst i són més difícils del que t’imaginaves. La maternitat de la Irene va ser complicada des del primer dia, quan se’n va adonar de que la seva filla, l’Olivia, no era un bebé com els altres: no parava de plorar, vomitava, mai semblava tranquil·la. Els metges li deien que era normal, que els bebés ploraven i que potser era ella que estava nerviosa i li traspassava a la nena.

Els mesos passaven i la cosa no canviava ni sembla millorar. La Irene se sentia sola, no trobava respostes ni se sentia compresa. Parlava amb la seva mare per telèfon i va decidir viatjar a Jerez per estar amb la seva família. Dins seu sabia que alguna cosa no anava bé amb la petita Olivia, que continuava patint. El temps corria entre diagnòstics erronis i angoixa.

Fins que la Irene va decidir anar a un grup de lactància del seu barri a Barcelona i una altra mare li va donar la clau per solucionar el seu problema.

Resulta que l’Olivia tenia al·lèrgia a alguns aliments que ingeria la seva mare, que li arribaven a través de la llet materna. I a la Irene se li va obrir el cel. A partir de llavors, va deixar de menjar determinats aliments i va comprovar que era cert, per fi havien trobat la solució! Això junt a problemes de frenet, feien que l’Olivia patís des del dia que va néixer, i que la Irene no gaudís de la seva estrenada maternitat ni de la lactància materna.

A partir d’aquell moment tot va donar un gir de 180 graus, van començar a gaudir l’una de l’altra, a riure, a viure la maternitat d’una forma plena i feliç, com havia d’haver sigut des del principi. Però en el seu cas, el destí li reservava les millors cartes per a més endevant.

La Irene va decidir demanar una excedència i no tornar a la feina després de la baixa maternal, just quan les coses ja començaven a anar millor, per poder estar amb la seva filla, una nena d’alta demanda i molta necessitat de contacte. I tot i que després va tornar a incorporar-se al seu antic lloc de feina, no va durar molt temps: l’estrés, el cansament, la manca de son, les poques possibilitats de conciliació, la van fer decidir deixar l’empresa definitivament.

Llavors tot va canviar. En paraules de la Irene “aquell dia va ser un dels més feliços de la meva vida”. Tot recomençava.

La primera samarreta de “La tribu de mami” es va crear en un curs de serigrafia, mentre la Irene provava i aprenia aquesta tècnica d’estampació.

I una cosa va portar a l’altra. Va començar fent la samarreta per a ella, per amigues que li demanaven, va regalar alguna tote bag i mica en mica, a través d’Instagram, el seu projecte va anar prenent força i creixent.

Trobar una tribu va canviar la vida de la Irene: el sentir-se recolzada per altres mares, el poder compartir la seva maternitat li va donar la força i la inspiració necessàries per canviar de rumb i seguir el què li deia el seu instint.

La maternitat que inspira

Segons les seves paraules: “Crec que la tribu significa força, recolzament i confiança en que és possible com a dona i com a mare canviar el món a través de l’amor. Una no se’n adora d’això fins que es trobes sola, amb problemes amb la lactància i poc recolzament per part de gent i professionals.”

Totes les mares necessitem una tribu, una xarxa de recolzament, altres mares que escoltin la nostra angoixa, per compartir pors, per obrir el cor, i la ment, i agafar-nos les mans i abraçar-nos, per no sentir-nos mai soles.

Per a mi les samarretes de ‘La tribu de mami’ són tota una declaració d’intencions,  desprenen AMOR, en majúscules, amor i respecte cap als nostres fills, cap a una forma de criança basada en l’acompanyament, el contacte i el vincle segur.

Les seves samarretes i tote bags reivindiquen una maternitat conscient, natural, compartida i viscuda intensament.

Podria descriure la Irene de moltes maneres, tot i el poc que la conec, crec que vaig captar bastant la seva essència, i jo la definiria bé amb una paraula: autèntica. Mentre parlavem em transmetia veritat, però sobretot, irradiava un esperit de lluita i superació brutals.

Bé, Ara ja sabeu una mica més de ‘La tribu de mami’. Podeu comprar les seves samarretes aquí. Estigueu atentes que aviat tindrà nova web i botiga online, i treurà col·lecció de primavera! No us vull fer enveja però jo ja he vist alguna coseta… hehehe! Fins la propera!


Seguramente muchas de las que me leéis ya conocéis las famosas camisetas de “La tribu de mami”. Soy seguidora de esta marca en Instagram desde hace tiempo y también del perfil de su fundadora (@irerr), porque su estética y todo lo que transmiten sus mensajes me han gustado desde el primer momento que las descubrí.

Pero no fue hasta la semana pasada que conocí Irene personalmente. De forma improvisada acabamos comiendo juntas, charlamos mucho … y en poco tiempo nos habíamos explicado media vida, y habíamos dejado aflorar muchas emociones.

Como siempre que comparto con vosotros alguna marca, aparte de porque me gusta mucho, evidentemente, lo hago porque me transmite algo, y sobre todo, porque quiero contaros lo que no se ve, su razón de ser, sus valores.

Detrás de las camisetas de La Tribu de Mami hay una historia, la historia de la maternidad de Irene.

Irene fue madre en Barcelona, ​​pero tiene sus orígenes en Andalucía. Tener la familia lejos es duro cuando eres madre, y más si las cosas no salen como tenías previsto y son más difíciles de lo que imaginabas. La maternidad de Irene fue complicada desde el primer día, cuando se dio cuenta de que su hija, Olivia, no era un bebé como los demás: no paraba de llorar, vomitaba, nunca parecía tranquila. Los médicos le decían que era normal, que los bebés lloraban y que quizás era ella que estaba nerviosa y le traspasaba eso a la niña.

Los meses pasaban y la cosa no cambiaba ni parecía mejorar. Irene se sentía sola, no encontraba respuestas ni se sentía comprendida. Hablaba con su madre por teléfono y decidió viajar a Jerez para estar con su familia. En sus adentros sabía que algo no iba bien con la pequeña Olivia, que seguía sufriendo. El tiempo corría entre diagnósticos erróneos y angustia.

Hasta que Irene decidió ir a un grupo de lactancia de su barrio en Barcelona y otra madre le dio la clave para solucionar su problema.

Resulta que Olivia tenía alergia a algunos alimentos que ingería su madre, que le llegaban a través de la leche materna. Y a Irene se le abrió el cielo. A partir de entonces, dejó de comer determinados alimentos y comprobó que era cierto, por fin habían encontrado la solución! Esto junto a problemas de frenillo, hacían que Olivia sufriera desde el día que nació, y que Irene no disfrutara de su estrenada maternidad ni de la lactancia materna.

A partir de ese momento todo dio un giro de 180 grados, comenzaron a disfrutar la una de la otra, a reír, a vivir la maternidad de una forma plena y feliz, como debía haber sido desde el principio. Pero en su caso, el destino le reservaba las mejores cartas para más adelante.

Irene decidió pedir una excedencia y no volver al trabajo después de la baja maternal, justo cuando las cosas ya empezaban a ir mejor, para poder estar con su hija, una niña de alta demanda y mucha necesidad de contacto. Y aunque después volvió a incorporarse a su antiguo puesto de trabajo, no duró mucho tiempo: el estrés, el cansancio, la falta de sueño, las pocas posibilidades de conciliación, la hicieron decidir dejar la empresa definitivamente.

Entonces todo cambió. En palabras de Irene “ese día fue uno de los más felices de mi vida”. Todo recomenzaba.

La primera camiseta de “La Tribu de mami” se creó en un curso de serigrafía, mientras Irene probaba y aprendía esta técnica de estampación.

Y una cosa llevó a la otra. Comenzó haciendo la camiseta para ella, para algunas amigas que le pedían, regaló alguna tote bag y poco a poco, a través de Instagram, su proyecto fue tomando fuerza y ​​creciendo.

Encontrar una tribu cambió la vida de Irene: el sentirse apoyada por otras madres, el poder compartir su maternidad le dio la fuerza y ​​la inspiración necesarias para cambiar de rumbo y seguir lo que le decía su instinto.

La maternidad que inspira

Según sus propias palabras: “Creo que la tribu significa fuerza, apoyo y confianza en que es posible como mujer y como madre cambiar el mundo a través del amor. Una no se da cuenta de esto hasta que se encuentras sola, con problemas con la lactancia y poco apoyo por parte de gente y profesionales. “

Todas las madres necesitamos una tribu, una red de apoyo, otras madres que escuchen nuestra angustia, para compartir miedos, para abrir el corazón, y la mente, y cogernos las manos y abrazarnos, para no sentirnos nunca solas.

Para mí las camisetas de La tribu de mami son toda una declaración de intenciones, desprenden AMOR, en mayúsculas, amor y respeto hacia nuestros hijos, hacia una forma de crianza basada en el acompañamiento, el contacto y el vínculo seguro .

Sus camisetas y tote bags reivindican una maternidad consciente, natural, compartida y vivida intensamente.

Podría describir a Irene de muchas maneras, aunque la conozco poco, creo que capté bastante su esencia, y yo la definiría bien con una palabra: auténtica. Mientras hablábamos me transmitía verdad, pero sobretodo, irradiaba un espíritu de lucha y superación brutales.

Bueno, ahora ya sabéis algo más de La Tribu de Mami. Estad atentas que pronto tendrá nueva web y tienda online, y sacará colección de primavera! No os quiero dar envidia pero yo ya he visto alguna cosita … jejeje! Hasta la próxima!

COMPARTEIX-LO | COMPÁRTELOTweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Vols comentar alguna cosa? | Quieres decirme algo?